sexualidad
Sexualidad

Cultura de la sexualidad

En términos generales, podemos afirmar que desde el punto de vista biológico existe una sola sexualidad, sin embargo, desde el punto de vista cultural existen tantas sexualidades como grupos
culturales hay.

El aspecto filosófico, es el concepto que tiene la sociedad de la sexualidad, a esto se le conoce como “Sexosofía”. La Sexosofía sufre variaciones según el sub-grupo cultural, esto es curioso, si bien es
cierto que todos los latinos tenemos un concepto muy parecido de la sexualidad, también es cierto que los brasileños y los mexicanos,solo por mencionar un ejemplo, tenemos patrones de comportamiento diferentes a pesar de ser latinos.

Los mexicanos en particular, experimentamos y tenemos distintas formas de reaccionar ante los fenómenos sexuales. Los habitantes de las grandes ciudades,en comparación con los habitantes del área rural o aun más, de algunas etnias, tienen comportamientos culturalmente distintos y ocasionalmente opuestos. Los habitantes de ciudades como la nuestra, son la muestra más diversa de actitudes y comportamientos relacionados con la sexualidad. A veces, hasta en la misma casa encontramos que los hijos mayores, en relación a los hijos menores,tienen actitudes y prácticas opuestas.

Los criterios o patrones conductuales que sirven para regular el comportamiento sexual, surgen de las normas sociales que nosotros mismos hemos construido, aceptado y promovido. Estos criterios
nos encasillan en juicios de valor que terminan por convencernos de que lo que hacemos es “bueno” o es “malo”.

Los métodos de educación consolidan e identifican la cultura sexual de un pueblo.Los agentes educativos encargados de transmitir las normas, los valores y la Sexosofía, o filosofía de la sexualidad, se agrupan en cuatro entidades. La escuela, institución que le dará un peso relativamente alto a la biología, esto es si se trata de escuelas oficiales.

La familia, esta institución social que tanto es utilizada como parte medular de discursos políticos y técnicos, es la fábrica de conciencias y el taller donde se confecciona la cultura de un pueblo
y la salud sexual de la sociedad.

Al final, usted y yo simplemente somos víctimas de la cultura en mayor o menor grado, la diferencia entre unos y otros es la materia prima que utilizaron en la escuela, la iglesia, los medios y la familia
para construir nuestra conciencia sobre la sexualidad, así como la capacidad de razonar y de actuar con relación a esas creencias y valores. La diferencia entre la sexualidad de los Sinaloenses y la
sexualidad de los judíos o los escoceses es simplemente la cultura,aunque biológicamente seamos iguales.

Por David Uriarte Gastélum
Médico Sexólogo, Psicólogo Clínico y Psicoterapeuta
(cienciasex@yahoo.com)

About the author

Relative Posts

Leave a Reply

Leave a Reply

Your email address will not be published.