ignorancia 2
Bienestar, Salud, Sexualidad

La enfermedad de la ignorancia

En el siglo pasado se llego a pensar que la peor enfermedad era el SIDA, antes se pensó que era el cáncer,hoy sabemos que se llama ignorancia. La ignorancia se define como la falta de ciencia, de letras o noticias.

 
En materia de sexualidad muchos especialistas desconocen cuáles son las investigaciones recientes, muchos médicos en general no saben o no están actualizados sobre las noticias de neurociencia, el público en general; menos.

 
Los hombres tienen más impulso sexual que las mujeres por el simple hecho de contar con una parte del cerebro que es dos veces y media más grande que la parte del cerebro de la mujer que se dedica a esta misma función. El área pre óptica medial es el nombre de esta parte que se encuentra en el hipotálamo y que los hombres la necesitan para iniciar una erección. Los hombres buscan soluciones prácticas y rápidas debido a una parte del cerebro que se llama unión témporo parietal que trabaja de manera diferente en la mujer.

 
En el hombre esta parte se encarga de la empatía cognitiva, es decir de entender a las demás personas.Podríamos decir que es un buscador de soluciones que toma en cuenta la perspectiva de las demás personas, esta zona está más activa en el cerebro del varón y se estimula rápidamente cuando hay que tomar una solución práctica.

 
Los hombres se parecen mucho a los animales irracionales como los mamíferos, son territoriales, esto debido al núcleo premamilar dorsal que contiene circuitos de afán de superioridad, la defensa territorial, el miedo y la agresividad, rasgos instintivos en el varón. Esta área es más grande en el hombre que en la mujer y contiene circuitos especiales para detectar desafíos territoriales de otros hombres.

 
Los hombres son más impulsivos y violentos, esto se debe a la famosa amígdala cerebral que es una parte del cerebro que todos los humanos tenemos y que se encarga de responder ante las amenazas reales o imaginarias de la persona.

 

La amígdala cerebral dirige los impulsos emocionales; la testosterona y otras sustancias químicas como la vasopresina y el cortisol la estimulan mientras que la oxitocina la calma.

 

Esta parte del cerebro se llama área tegmental ventral, misma que se encarga de la motivación. En esta parte se fabrica una sustancia química llamada dopamina, un neurotransmisor necesario para iniciar el movimiento, la motivación y la recompensa.

 
Los hombres son más expresivos a la hora de tener relaciones sexuales. Esto se debe a una estructura anatómica y funcional del cerebro que se llama área gris periacueductal.

 
Durante la relación sexual, es el centro del gemido, el placer intenso y la inhibición del dolor. Esta pare se pone más activa durante las relaciones sexuales en el cerebro del hombre.

 
Le puedo seguir enumerando y diciendo de tantas partes del cerebro que establecen diferencias marcadas con la mujer, sin embargo, lo importante de este tema se llama conciencia. Tomar conciencia que desconocemos miles y miles de funciones y procesos biológicos que se dan en nuestro cuerpo y que gracias a esto funcionamos.

 
Ahora sabemos que muchos de los problemas de las parejas en particular y de la humanidad en general se pudieron haber evitado si se tuviera el conocimiento exacto de las cosas. Basta recordar los miles de procesos que se generan en nuestro organismo cada minuto. Cómo la maquina humana supera con mucho, con muchísimo a las maquinas y computadoras que presumen de rápidas o inteligentes. Hoy sabemos cómo segundo a segundo nuestro organismo produce, una serie de cambios con el objeto de encontrar el equilibrio y la mejor función de nuestro organismo.

 
Cada célula del cuerpo humano cumple una función. Cuando las personas busquen la luz del conocimiento científico o se acerquen a quien lo tiene, la ignorancia dejará de hacer sus estragos.Al saber parte de lo que debemos saber, y digo parte porque el conocimiento total del “como” funciona nuestro cuerpo está aún lejos de ser contenido en un solo cerebro o en una sola persona, por eso al saber parte del “como” lo menos que podemos hacer es compartirlo con las demás personas.

Por David Uriarte Gastélum
Médico Sexólogo, Psicólogo Clínico y Psicoterapeuta
(cienciasex@yahoo.com)

About the author

Relative Posts

Leave a Reply

Leave a Reply

Your email address will not be published.