Por David Uriarte

 

Existen dos formas de evitar la decepción en la pareja y son las siguientes: No construir demasiadas expectativas y tener gran capacidad para tolerar la frustración.

Prácticamente es imposible que la persona no espere o no construya expectativas en su relación de pareja. La pareja siempre espera algo, siempre construye ilusiones basadas en la convivencia.

Una de las principales causas de decepción en la pareja son las expectativas no cumplidas en el terreno del amor y el sexo.

Cuando la persona aprende a tolerar la frustración, el grado de impacto de la decepción cambia. Hay personas que aún no superan conflictos de su vida emocional que se generaron hace veinte o cuarenta años. Cuando la persona aprende a vivir con la decepción, también aprende a vivir triste, infeliz y a sufrir.

Cuando quieres que otro u otros hagan lo que tú quieres, es manipulación, aunque digas que eso es “lo mejor”.

Cuando planteas tus necesidades y a los demás les agrada la solución y son parte de ésta, eso es liderazgo.

Un líder construye felicidad, un manipulador construye decepciones, sufrimiento, tristezas e infelicidad.