Valentina publicó un viedo en el que cuenta cómo es su vida con esta enfermedad, la cual genera espasmos y movimientos involuntarios en quien la padece. “Yo quiero mostrar la realidad”, afirmó esta estudiante de 15 años.

Una joven chilena explicó su experiencia con el Síndrome de Tourette en un aplaudido video, el cual posteo en Instagram, consiguiendo miles de visualizaciones y la empatia de los usuarios. “Esto puede durar años o puede durar toda la vida”, asegura la adolescente.

A través de su cuenta de Instagram (@valequintanag_9), Valentina Quintana entregó detalles de su día a día con esta enfermedad, la cual muchas veces se ridiculiza por quienes desconocen los alcances reales en quienes la padecen, esto por los movimientos involuntarios y espasmos que les provoca.

“El tratamiento puede ayudar, pero no tiene cura”, cuenta esta joven de 15 años, quien aclara que lo que tiene no son tics, sino que movimientos que no puede controlar. “Me lo diagnosticaron hace dos años. Nadie sabía lo que yo tenía durante muchos años y, con el tiempo, mis padres se empezaron a dar cuenta que estaba gritando mucho y que estaba haciendo demasiados movimientos. Entonces, decidieron llevarme al médico”, reveló.

Valentina confesó que vivir con el Síndrome de Tourette es complicado. “Es muy difícil en algunos momentos, como cuando me toca comer porque termino desparramando toda la comida y por eso me tienen que dar de comer, siendo que yo quiero comer sola. Pero aún así, me cuesta”, detalló.

No obstante, igualmente puede hacer muchas cosas por su cuenta. “La gente no está muy informada sobre el Tourette, ya que las personas son súper ignorantes a este tema. Cuando salgo a la calle, mucha gente se ríe sin saber qué es lo que me pasa”, manifestó, agregando que “también me ha pasado que la gente cree que me tiene que hacer un exorcismo para que esto se me pueda sanar”.

“Me ha tocado un camino muy duro porque casi toda mi vida me han molestado. Mucha gente piensa que es mentira que yo tengo Tourette, que finjo hacer los movimientos. Pero ¿cómo voy a fingir hacerlos? Yo simplemente tengo esta enfermedad y tengo que vivir con estos comentarios malos día a día”, recalcó la estudiante, quien pidió más respeto y entendimiento para quienes sufren este síndrome y otras enfermedades en general.

Con información de www.13.cl