Héctor Melesio Cuén Ojeda, presidente del Partido Sinaloense (PAS).

Por David Uriarte / 

La lista de temas relevantes en Sinaloa para el líder del Partido Sinaloense (PAS), Héctor Melesio Cuén Ojeda, son muchos, sin embargo, los reduce a dos: la salud de los sinaloenses y el destino político de Sinaloa.

Es insistente cuando habla de los números que arroja la pandemia en el mundo, en México y especialmente en Sinaloa -esconder los números no resuelve el problema-, Cuén afirma que familiares, amigos, conocidos y desconocidos, mueren todos los días víctimas de una enfermedad que si bien es cierto no es curable porque se trata de un virus, si es prevenible.

El líder del PAS recomienda hacerse la prueba para estar seguros y en caso de salir positivos, aislarse e infórmales a la familia y los amigos. Todos los días nos levantamos con la novedad de una realidad conocida, los infectados, enfermos, hospitalizados y muertos por el COVID-19, “el gobierno debe hacer lo suyo y nosotros lo nuestro” dice Cuén Ojeda.

Al pasar al segundo tema que es el rumbo de Sinaloa a partir de las elecciones del 2021, el líder del PAS se siente más que seguro, dice convencido de dos cosas: la unión de los partidos garantiza ganarle a MORENA, y en el caso del PAS hasta el día de hoy van solos.

En el primer supuesto, la unión, alianza o coalición de los partidos suena fácil, pero en la práctica resulta difícil conciliar interés y liderazgos. Por otra parte, la sinergia partidista representa una estrategia cupular que no siempre respetan o les cae bien a los miembros y simpatizantes de los partidos, cuyos principios a veces chocan o son diferentes.

Ante esta realidad, el líder del PAS dice ir solos hasta este momento, aún no hay compromiso con ningún partido político, la fecha para cualquier estrategia se vence el 25 de diciembre.

En estos momentos, el PAS está revisando los cuadros de cada municipio para valorar la oferta política en el Estado; presidencias municipales, diputaciones, regidurías y por supuesto la gubernatura son los espacios que pretenden llenar.

Salud y rumbo político son las tareas prioritarias en la agenda del Partido Sinaloense. Todos los días se levanta -dice Cuén-, con el objetivo de velar por su salud y la de los sinaloenses, “sin salud no hay nada” concluye.